La leyenda del Cazador de Sueños




Los occidentales le llaman “atrapasueños”. Si se emplea bien, sirve para escudriñar los sueños y los ensueños, en busca de las verdades que han de guiar la vida.

Se cree que estos amuletos son mágicos, en su tela de araña atrapan a los espíritus malignos o pesadillas para dar paso entre las plumas a los buenos espíritus o buenos sueños. Ciertamente todas las leyendas coinciden en esto, pero el uso más importante que tienen es para espantar los malos sueños de los niños y bebés.

Los primeros atrapasueños tienen su origen en los nativos de Siberia y del lejano Oriente; ellos fueron quienes comenzaron a hacer estas trampas para los espíritus de los sueños. También los nativos de la tribu ojibwa dieron su aporte, pues son las leyendas más conocidas por ser parte de las tribus del Nuevo Mundo.

Ya que existen muchas leyendas por parte de estas tribus se preguntarán cuál es el origen de los atrapasueños; a continuación te cuento parte de ellas para que conozcas la verdadera historia sobre estos hermosos objetos o amuletos.



La leyenda del cazador de sueños de la comunidad Lakota

Los Lakota son una etnia que forma parte de los Sioux y habita en los márgenes del Río Missouri, en los Estados Unidos.

Los Lakota tenían una divinidad a la que llamaban Iktomi. Este era el dios de la máxima sabiduría, el que siempre llevaba enseñanzas esenciales para toda la comunidad. Creían que Iktomi a veces se presentaba en forma humana. Entonces, era un hombre alto, con la cara pintada de rojo y amarillo.

Sin embargo, la mayoría de las veces se presentaba a los indios en forma de araña. Era una araña muy sabia, que a veces pronunciaba palabras enigmáticas y otras veces se volvía muy bromista. Conocía muchas historias, algunas disparatadas, y de vez en cuando las compartía con los mortales. Precisamente fue Iktomi quien legó la leyenda del cazador de sueños a los Lakota.

La leyenda cuenta que…

Hace mucho tiempo, cuando el mundo era joven, un viejo líder espiritual Lakota se encontraba en una montaña muy alta y tuvo una visión.
En su visión, Iktomi, el gran tramposo y maestro de la sabiduría, se le aparecía en forma de araña.
Iktomi comenzó a hablarle en una lengua sagrada que solo los líderes espirituales de los Lakota pueden comprender.

Mientras hablaba, la araña Iktomi tomó el aro del anciano hecho de sauce, plumas, crines de caballo, cuentas y ofrendas, y comenzó a tejer una tela de araña.
Iktomi le habló al viejo líder sobre los círculos de la vida y de cómo comenzamos la vida como bebés, y vamos creciendo durante la infancia, hasta llegar a la edad adulta y, finalmente, hasta la ancianidad, donde volvemos a necesitar la atención y los cuidados que necesitábamos cuando éramos bebés, completándose así el ciclo de la vida.

Mientras hablaba, Iktomi seguía tejiendo su tela de araña. En ese momento elevó su tono:

"Pero en cada momento de la vida hay muchas fuerzas, algunas buenas y otras malignas. 
Si escuchas a las buenas fuerzas, te conducirán por la dirección correcta. Pero si escuchas a las fuerzas malignas, te harán daño y te enviarán por la dirección equivocada.
Hay muchas fuerzas y diferentes direcciones que pueden ayudarte o interferir en la armonía de la naturaleza, y también con el Gran Espíritu y todas sus maravillosas enseñanzas".

En todo momento que la araña hablaba, iba tejiendo su tela, desde el exterior hasta el interior del arco, siguiendo hasta el centro. Al terminar de hablar, le entregó al anciano Lakota la tela de araña diciéndole:
"Mira, la tela de araña es un círculo perfecto, pero hay un agujero en su centro. Usa la tela de araña para ayudarte y para que tu gente alcance sus metas y haz buen uso de las ideas de tu gente, de sus sueños y de sus visiones.
Si crees en el Gran Espíritu, la tela de araña atrapará tus buenas ideas. Las malas pasarán a través del agujero".

El anciano Lakota transmitió su visión a su gente y ahora los indios Sioux usan el atrapasueños como una red de sus vidas.
La cuelgan en el cabecero de sus camas o en otros lugares de sus casas para filtrar sus sueños y visiones.
La parte buena de sus sueños queda atrapada en la tela de araña de la vida y permanece con ellos.
Mientras que todo lo maligno que aparece en sus sueños sale a través del agujero del centro del atrapasueños y nunca más forma parte de ellos.



Origen de los atrapasueños según el pueblo Ojibwa

Cuenta la tribu ojibwa que su Diosa Asibikaashi tejía telas de araña o redes invisibles sobre las cunas de los recién nacidos; para así atrapar a los malos espíritus y darles un buen descanso. 
Al aparecer los primeros rayos de luz del amanecer estos espíritus se desvanecen para no volver.

Tiempo después, la tribu se esparce por las cuatro esquinas de América del Norte haciendo que la Diosa Asibikaashi tenga difícil el viaje a cada cuna. Por esta razón ella le enseña a todas las madres y abuelas a tejer telas de arañas con poderes mágicos.

Los materiales que utilizó fueron ramas de sauce para hacer el aro, tendones de animales o fibra de plantas para tejer la “tela de araña” y una pluma. 
El aro tendrá ocho puntos que representan las patas de la araña; el aro representa el viaje que hacen el Sol y la Luna; y la pluma colgada al aro representa el aire (elemento principal en la cultura de la tribu). Y así es como la protección de la Diosa perduró en el tiempo y cubriendo todas las cunas de su tribu.

Significado de los atrapasueños

El significado de los atrapasueños para la tribu Ojibwa es que; en él se atrapan los buenos sueños y las buenas energías dejando escapar por el agujero las malas; y por sus colgantes y plumas descienden a la persona dormida. Además lo veían como un artefacto mágico, un tótem, el cual aporta buenas energías incluso al estar despiertos.

El significado de los atrapasueños para los pueblos de Siberia es que con él se podía ver el futuro a través de los sueños, lo utilizaban como un amuleto que aporta magia a quien lo posee.

Todas las leyendas, en cierto punto, aseguran que los atrapasueños son objetos mágicos bien sean para proteger de los malos espíritus o dejarlos escapar para no perturbar el sueño de los niños.


¿Dónde colocar un atrapasueños?

Los atrapasueños como elemento decorativo son magníficos, muy hermosos y elegantes, pueden colocarse en cualquier lugar de nuestros espacios dentro del hogar. 

Pero recordemos que no son solo un elemento decorativo, son un amuleto ancestral místico y espiritual, cuya función principal es capturar las malas energías y sueños negativos o pesadillas entre su telaraña, para dar paso solo a las buenas vibraciones y sueños positivos.

Entonces, la ubicación más recomendable deber ser en las habitaciones en un lugar cerca a la cama, pero debemos recordar un dato muy importante para que funcione a la perfección; todas las malas energías quedan atrapadas en su telaraña o tejido, y según la leyenda, son destruidos por los primeros rayos de sol en la mañana. Es decir, debemos procurar ubicar el atrapasueños en un espacio que también reciba luz natural. 

Cómo activar un atrapasueños

Ahora que tienes información suficiente, terminaré por contarte cómo activar un atrapasueños. 
Te recuerdo que este objeto es un talismán o amuleto que puedes utilizar en la habitación donde descansas o incluso puedes usarlo en tu lugar de trabajo, pues no solo es para atrapar los malos sueños, sino también para las malas energías.

Es importante activar un atrapasueños con energía positiva, pues eso es lo que buscas que él te brinde; los nativos de Siberia y el Lejano Oriente utilizaban el humo del enebro para impregnar el amuleto; los nativos de américa del norte preferían activarlo con el humo de hierbas purificadoras o de hierbas aromáticas; y en América Central y América del Sur se usa el humo del tabaco.


Comentarios

Entradas más populares de este blog

Cailleach-La Diosa del Invierno

La Tristeza y la Furia

Acuerdo de Almas...