Sólo para mujeres

 





Yo si me voy a quejar! 

Y bueno…si me quedo sin amigas ¡no importa!


A ver señoritas, yo se perfectamente que los cuentos de la infancia crearon un prototipo de mujer, bella, esbelta y con aptitudes para la cocina, la costura y el canto.

Nuestras tías, abuelas y madres nos inculcaron todo eso también.

Por tradición y cultura, y hasta información genética nos vemos obligadas a vivir en la búsqueda eterna del famoso amor perfecto y  hecho a medida.

Y aparte de todo... hay que saber cocinar, lavar y planchar. ( A mi me gusta desplanchar ropa)


¡Hasta mi abuela me decía! : - A ver...cuando te cases... ¿también vas a dejar los calzones tirados en el baño?

-Si no aprendés a cocinar te va a dejar tu marido.

-¿Cómo te vas a casar si comés helados que engordan?.


De hecho sigo dejando los calzones en el suelo y no necesariamente para irme a bañar…


En fin, regresando al tema; si no llenas los requisitos, si tu cuerpo no es de sirena,

si no te gusta cocinar y dejas la ropa interior tirada en el suelo, no IM-POR-TA.

Querete tal cual sos!!

Dejá atrás los prejuicios y la tradición, no necesariamente tenés que ser esposa ó madre.

En la actualidad la mujer está diseñada para más.


Y no quiero ir por la vida levantando ánimos a primas, amigas, y hermanas tristes porque el amor no ha tocado a sus puertas.

¡Salgan! 

Tengan amigos, regalen sonrisas, besen todas las bocas que quieran y no dejen que ningún fulano se dé el lujo de hacerlas sentir mal.

Exijan orgasmos y abrazos después del sexo. Sean felices.


Yo no digo que el amor no exista. Quien dice... capáz que ésta a la vuelta de la esquina.


Autor: Brenda Cárdenas

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Cailleach-La Diosa del Invierno

La renovación del Aguila

La Tristeza y la Furia